Caracas año 2002…Abrí el periódico y lo único que ví fue un anuncio que decía:

“COMEDORES COMPULSIVOS ANÓNIMOS,

REUNIÓN TODOS LOS MARTES A LAS 8:00PM”

Me dije: “El lugar está muy cerca de mi casa,”… Fui esa misma semana.

En Comedores Compulsivos fue la primera vez que escuché juntas estas dos palabras COMIDA + ADICCIÓN y sorprendentemente tenían un perfecto sentido para mí. A partir de ese día nunca más hice una dieta” extraído de mi libro Adelgaza con éxito usando la comida a tu favor.

Un poco de historia sobre mi: Para esa fecha ya con 29 años había adelgazado y engordado unas 6 veces por año en los últimos 20 años, es decir, engordado y adelgazado aproximadamente unas 120 veces, puede sonar exagerado, pero no, es mi historia. Por otro lado, a mi Mamá le habían detectado cáncer en los ovarios solo 6 meses atrás.

¿Qué cambió ese día?

Hubo un encuentro invisible e inconsciente entre Madre e hija. Yo con un profundo dolor que me hacía sentir que moría por dentro y en silencio y mi mama con un profundo dolor que la hacía morir por fuera.

Por muchos años no lo entendí, seguía “pegada” en la historia que me había creado y creído yo misma y que me habían contado de quién y qué era mi Mamá, sabía que había entre ambas había un vínculo interrumpido que sólo yo podía tomar y reparar aceptando a esa mujer tal y como era.

LA RELACIÓN CON COMIDA ES LA MANIFESTACIÓN FÍSICA DEL VÍNCULO MATERNO.

Pasamos meses en la barriga de nuestra Mamá, en donde recibimos todo sin hacer nada. Nuestra Mamá come y nosotros comemos. Hay un vínculo muy estrecho que nos conecta con la vida y es nuestra Mamá quien nos conecta con nuestra comida.

NO HAY OTRO FACTOR MÁS IMPORTANTE EN LA FAZ DE LA TIERRA

QUE NOS UNA A LA VIDA QUE NUESTRA MAMÁ

Nuestra Madre nos conecta con la vida a través de la alimentación. Para un bebé dentro del útero su Mamá es vida y abundancia, alimento cuando quiere y como lo necesita. El hilo conector con nuestra Mamá siempre será la comida.

En la película Ratatouille de los estudios Walt Disney Pixar hay una escena en donde claramente el creador muestra este lazo, te invito a recordarla.

LA BUENA NOTICIA ES QUE EL LAZO MAMÁ-HIJO JAMÁS SE ROMPE

ESTARÁ ETERNAMENTE UNIDO A NOSOTROS.

Entendiendo que la Mamá = Vida = Comida, entonces el camino para mejorar nuestra relación con la comida es ir a la Madre, tomarla con lo bueno y con lo no tan bueno, aceptarla y honrarla por lo que es y como es. Una vez hecho esto, la comida perderá valor emocional y poco a poco y sin casi darnos cuenta tomaremos alimentos más sanos para nosotros y perderemos el interés por aquellos alimentos que nos engordan.

En mi taller “NUESTRA RELACIÓN CON LA COMIDA”, apoyándome en las Constelaciones Familiares, acercaremos a nuestras Madres dando el paso para aceptar tal y como fue nuestro primer encuentro con la comida, tal y como lo hice.

Más información sobre este taller NUESTRA RELACIÓN CON LA COMIDA aquí

¿Te gustó mi artículo?, déjame un comentario, los leo todos y si te animas a compartirlo muchísimo mejor, estaré súper agradecida

YOLY RIPEPI
Constelaciones Familiares Familiar y Coach Sistémico. 

Radicada en la ciudad de Miami. Consteladora Familiar desde 2003. Talleres y Sesiones Individuales. Seguidora de Un Curso de Milagros y Ley de Atracción. 
Solicita una cita al: +1(855) 372-6868

Sobre Constelaciones Familiares
Nos acercamos a una Constelación Familiar con una situación ya sea de salud, amor, trabajo o cualquier tema que nos tenga preocupado y que vemos claramente que se repite una y otra vez en nuestras vidas. La Constelación Familiar es una herramienta que ayuda a romper patrones repetitivos en tu vida. Tus ancestros no solo te transmitieron sus genes también sus creencias y patrones. Siéntete libre y claro descubriendo que es aquello que heredaste que hoy te bloquea en tu vida. Las Constelación Familiar es un método desarrollado por el psicoterapeuta alemán Bert Hellinger.