¿Alguna vez te has encontrado teniendo reacciones similares o iguales a las que tu Mamá o Papá tuvieron ante una situación?
Si tienes hijos, ¿has notado que tienen tus mismos gestos y/o tu carácter? ¿Heredamos no solamente los rasgos físicos, sino también la conducta?

Si resuenan en tu interior estas preguntas, estás en el lugar indicado. Esta corta lectura te ayudará a identificar el tipo de conducta que demuestras ante situaciones difíciles.

Mucho se ha hablado de los distintos tipos de personalidad. Existen pruebas que revelan si somos extrovertidos, carismáticos, analíticos o controladores. Pero estas pruebas en su mayoría no toman en cuenta los momentos en que estamos expuestos a una crisis, en esos momentos nuestro estado mental cambia.

Cuando las cosas marchan bien, nos comportamos de una manera pero cuando no,
nuestra conducta es otra.

Otras opiniones apuntan a que cuando las cosas no marchan bien es cuando sale a la luz la verdadera forma de ser de la persona.

Pero no es tu forma de ser ni tu personalidad, son los programas heredados y los adquiridos durante tu vida los que afloran cuando estás ante una crisis.
La vida es un 10% lo que nos ocurre y un 90% cómo reaccionamos a ello…

Continúa leyendo AQUÍ